Ingresar

Complete con sus credenciales

Olvidó su contraseña? Reiniciar

×

Novedades/Prensa

Bienvenidos a nuestro Blog de Novedades y Prensa. Aquí podrás encontrar todas las noticias de la Asociación que te interesen para que no te pierdas de nada. Recordá suscribirte al newsletter.

Entrevistas 27/09/2021 - hace 3 semanas

Quinta Competencia: Dejar habitar la emoción para que afloren los recursos personales

¿Cómo se observa esta quinta competencia pasados 6 años de la aparición del libro de las 7CCOP?
Cada vez se está integrando más esta competencia y si bien se ha conversado mucho, aun todavía no tenemos una distinción profunda de lo que es esta competencia. Se escucha que las emociones son buenas o malas. En realidad son funcionales y no funcionales al hecho que vos estás observando y poder interpretarlo. Ya lo traía Humberto Maturana cuando decía que el error más grande que hemos cometido es de dar valor de bueno o malo a la emoción. La fuente de todas las acciones son las emociones.
¿Cuál es el rol que juega el coach al momento de colaborar con el coachee para que reconozca sus emociones?
El rol principal del coach es indagar haciendo por ejemplo las siguientes preguntas: si pudieras ponerle nombre, ¿Cuál sería la emoción? ¿Cuál es la emoción que estás sintiendo?, ¿Qué te dice esta emoción?, ¿Cómo la sentís en el cuerpo? ¿Qué te está ofreciendo?, ¿Qué historia te contás? ¿La sentís solo en este ámbito o te sucede en otros también? ¿Cuál es el patrón recurrente de esa emoción?
Después del reconocimiento, el diseño y la gestión emocional ¿Cómo se trabaja? 
Hay emociones que son prelingüísticas y sobre eso que no hay control, aparecen desde nuestro reptiliano y en este espacio también tenemos que hacer preguntas para que el coachee lo pueda ver. Podemos nombrar o distinguir una emoción porque tenemos lenguaje, porque somos seres reflexivos. Desde mi mirada, si ves este abanico y preguntas por una emoción disfuncional, la base es el miedo y en una funcional es el amor.
El miedo, ¿También puede ser funcional en la medida que me sirve de alerta?
Totalmente, el miedo es una de las emociones primarias o básicas. Lo trajo Darwin con la teoría de la evolución que prepara al animal para huir o atacar. Esto también nos pasa a nosotros. También nos puede suceder que nos paralizamos. Por ello debemos preguntarle al coachee ¿qué es para vos paralizarte?, ¿qué te pasa cuando te paralizas? Por eso para nosotros los coaches, nuestra herramienta es la indagación. Para esto sugiero lo que nos trae Echeverría, no indagar verticalmente u horizontalmente sino sacar una radiografía para saber del mundo donde vive este coachee, que historias se cuenta, que emociones recurrentes trae. Porque posiblemente por ejemplo que si se paraliza, puede haber una interpretación o un patrón recurrente en su vida. Las emociones tienen su intensidad y si empezó a sentir miedo, subió el volumen de error hasta que lo tomó un ataque de pánico, pero que obviamente los coaches no trabajamos con eso.
¿El cuerpo es más genuino al mostrar las emociones?
El cuerpo no miente, toca, avisa, no se le dio importancia y el cuerpo se enferma. En esto también Darwin nos decía que había algunos comportamientos que no eran aprendidos, ya estaban incorporados en el ser humano. También se dio cuenta que personas ciegas tenían los mismos comportamientos que una persona que veía.
¿Por qué se integran los conceptos de constructivista y sistémico con la emoción?
La emoción es sistémica porque hay todo un sistema neuronal, químico, cognitivo, social, cultural y la emoción no está desprendida, hay un todo que la genera. 
La perspectiva constructivista aparece porque nosotros construimos desde esta mirada la realidad y en base al contexto o evento que dispara la emoción. Los coaches trabajamos con la interpretación que surge y que abre o cierra posibilidades. Si excluimos la emocionalidad en este momento de diseño o gestión humana seria deformar o distorsionar la interpretación.
¿Vemos al coach como un facilitador o constructor del devenir emocional de las personas?
El coach asiste al coachee a que diseñe otra mirada, porque tiene otra posibilidad de ver el futuro teniendo en cuenta que emociones y estados de ánimo abren o cierran posibilidades. Como ejemplo, no es lo mismo cuando estoy enojada que te desprecio, o me frustro a cuando construyo vínculos desde otro espacio más funcional.
Desde una mirada más sociológica ¿Cuáles serían las emociones que los seres humanos están transitando por estos días?  Y cómo coach ¿en qué podemos colaborar?
Por ejemplo observo preocupación, incertidumbre, desmotivación, angustia, miedo. En este sentido debemos colaborar en cambiar la interpretación, ya que esta pandemia ha venido para quedarse. La incertidumbre nos trae una mirada tan importante y las personas dicen: “elegiría sentir seguridad” y la seguridad es una interpretación, porque cuando estas personas son largadas al mundo, no hay nada seguro para ellas. Esta profesión nos amplió tanto la mirada que desde esta distinción que hicimos desde el lenguaje en un contexto de pandemia, permite cambiar la interpretación y desafiarnos a nuevas posibilidades. Hay gente que en estos tiempos sigue deprimida, enojada y se queda sin espacio para diseñar nuevas oportunidades. 
¿Cuál es el valor de la reconstrucción lingüística de la emoción?
Si no se contempla esto, la conversación de coaching resulta efímera. Si una persona va a una conversación y está enojada, con un volumen alto, se dificulta la escucha y no se puede seguir trabajando con la emoción imperante. En todo caso puedo acceder a lo corporal, haciéndola parar, liberar la energía, porque en este espacio no se puede conversar. Hay situaciones donde la persona se pone en víctima y no se puede trabajar ni desde el lenguaje, ni desde la emoción. Para eso podemos acceder a otro dominio como a corporalidad.
En relación a los comportamientos observables ¿Cuáles son los más relevantes?
El primero de los comportamientos es la indagación, donde pueda reconocer el coachee qué está sintiendo, dónde lo está sintiendo, qué le pasa por su cuerpo, qué acciones puede llevar a cabo y cuál es el resultado. ¿Cuál es la interpretación que gatilló ese evento? Para que pueda ver que es posible o no en su situación.
¿Cuál es el compromiso del coachee tanto de sus actos lingüísticos como de su propia emocionalidad?
Esto va a estar ligado a los recursos internos que tenga el coachee. Y si esto no sucede, indagar para que pueda ver qué recursos tiene para salir de esa situación. Por eso la competencia habla de cuál es el perfil emocional del coachee en donde aparecen los recursos, habilidades, destrezas. También se puede trabajar espejándolo y mostrarle que lo que hizo frente a ese miedo por ejemplo que debió atravesar. 
Es muy importante que cuando el coachee transita una emoción no sacarlo de ahí. Dejar que la habite, porque si no vuelve a negar lo que le pasó y podemos preguntarle: y ahora ¿qué podes hacer? Es conveniente terminar la conversación habitando y sintiendo la emocionalidad emergente. Por ejemplo cuando la persona dice estoy triste, en la tristeza se está habitando un duelo. “No anides la tristeza en tu cabeza pero deja que los pájaros vuelen”.
¿Cuál es la invitación para este próximo 27 de setiembre a las 18:30 horas?
La invitación es que podamos construir entre todos este dominio de la emocionalidad y que todos aporten miradas. Me gustaría que se lleven práctica de esto. 
 


Danos un Me gusta

Compartir

Newsletter
Suscribase a nuestro newsletter

Instituciones con Programa de Formación Avalado

Elegí y accedé a la web de cada escuela

Newsletter

Suscribase a nuestro newsletter para estar al dia de todas las novedades y beneficios.

¡Solo será enviado a su cuenta!