Ingresar

Complete con sus credenciales

Olvidó su contraseña? Reiniciar

×

Novedades/Prensa

Bienvenidos a nuestro Blog de Novedades y Prensa. Aquí podrás encontrar todas las noticias de la Asociación que te interesen para que no te pierdas de nada. Recordá suscribirte al newsletter.

Contenidos de Interés 05/06/2019 - hace 2 meses

Coaching, más que una moda.

Coaching, más que una moda.
El coaching está de moda, conozcamos su historia.

 

De la historia al presente.
Coaching es la forma en que llamamos a la “relación particular” que se genera cuando “alguien” está acompañando a “otro” para alcanzar determinados logros. 

Tiene diversos orígenes, hay quienes sostienen que el primer coach fue Sócrates, también lo relacionan con la psicología humanista allá por 1960 donde podemos hallar los primero artículos que nombran la palabra coaching. 

Otros dicen que surge del movimiento del potencial humano en los Estados Unidos en los años ´70 de la mano de Werner Erhard.

Es en esta década cuando aparecen los primeros libros sobre coaching y su aplicación. 

A mediados de los ´70 Sir John Whitmore y Timothy Gallwey comienzan a formular la definición de coaching. De Gallwey es conocido su exitoso libro “The Inner Game of Tennis” (El juego Interior del Tenis, 1974).

 

 

Pero es recién en los ´80 cuando en el ámbito de los negocios, el deporte, y la educación para adultos la palabra coaching se comienza a utilizar con más frecuencia.

Y es también en esa década cuando el coaching se ramifica en diversas líneas de estudio y de práctica, desde la psicología, y la logoterapia pasando por la filosofía y el mentoring

Cada una de estas líneas tuvo diferentes etapas de crecimiento, pero todas compartieron la condición de resultar altamente efectivas a la hora de facilitar a sus clientes la obtención de logros.

Podemos encontrar muchos trabajos, investigaciones, papers, libros, etc. sobre coaching, que buscan de alguna manera definir esta “relación particular” entre dos personas, el coach y su cliente. Sin embargo, como toda práctica emergente, la dispersión generada por sus diferentes líneas de estudio y práctica han llevado, a que, si bien se mantiene esa esencia de “acompañar a otro a alcanzar logros”, cuando hablamos de coaching, la forma de hacerlo y el estilo particular de la relación que se genera, se han producido divergencias significativas entre las diversas vertientes.

 

Construyendo sobre las ideas de Fernando Flores, inspiradas en conversaciones y trabajos compartidos con el Dr Humberto Maturana Romesin; Rafael Echeverría y Julio Olalla completaron el grupo de pioneros chilenos que abonaron a la fundamentación de la variante latinoamericana del coaching, el cual se denominó “Coaching Ontológico”. Juntos, Rafael y Julio, impartieron la primera formación en “Coaching Ontológico” en el año 1990. 

 

El Coaching Ontológico tiene un fuerte impacto y desarrollo en nuestro país, emergen diferentes escuelas de formación de coaches, entre ellas, el ICP (Instituto de Capacitación Profesional) que logra presentar y adecuar la formación en coaching a los estándares del Ministerio de Educación y convertir la misma en un título terciario oficial. 

 

Allá por el año 2000 nace la AAPC (Asociación Argentina de Profesionales de Coaching) que comienza a reunir a la comunidad de coaches con el fin “Representar y Acompañar a los Coaches Ontológicos de la República Argentina garantizando la excelencia formativa, la práctica y el desarrollo del coaching sobre los pilares de la Ética y la Calidad Profesional”, misión que sostiene hasta el presente. 

Para ello, como Asociación desarrollamos un código de ética profesional, un plan modelo de formación de 2 años de duración (en la actualidad son 42 escuelas en todo el país que brindan este programa avalado), un sistema de acreditaciones profesionales con 3 niveles (en la actualidad son más de 2.500 los coaches acreditados), y presencia federal con delegaciones en todo el país (hoy son 12 delegaciones y 3 representaciones)

Es en la Argentina, y en la AAPC, donde se comienza a hablar de “Coaching Ontológico, Constructivista y Sistémico”. Esta particular manera de abordar la práctica del coaching tiene sólida plataforma teórica, amplia aceptación y grandes logros con personas y organizaciones tanto públicas como privadas.

 

En el año 2015, desde la AAPC, entendimos que nuestra particular forma de abordar el coaching ontológico merecía un posicionamiento diferenciador en el mercado. Fue entonces que decidimos involucrar a los referentes argentinos de nuestra práctica y conformar equipos de investigación (más de 150 profesionales participaron de este proceso). Significamos el Coaching Ontológico, Constructivista y Sistémico y creamos un modelo de competencias profesionales (Modelo 7CCOP), que se plasmó en la publicación de un libro, bibliografía y sustento del Plan Modelo de Formación de Coaches Ontológicos Profesionales en la Argentina.

 

 

 

Cuál es la definición y sentido del Coaching Ontológico:
"Es una profesión comprometida con la expansión del potencial personal, organizacional y social, basada en el Aprendizaje Ontológico dentro de un Marco Constructivista y una Perspectiva Sistémica."
 

Qué propósito tiene el Coaching Ontológico:
"Facilitar un proceso de aprendizaje ontológico que, desde el compromiso del coachee, expanda la capacidad de acción, genere un cambio de observador y posibilite su transformación personal."
 

Qué lo distingue como metodología profesional:

  • Se desarrolla un estilo especial de conversación que prioriza la pregunta y procura, en un contexto de responsabilidad y reflexión, evocar las respuestas en el coachee.
  • La conversación y el proceso suceden a partir de la plena aceptación del coachee en un espacio relacional de confidencialidad y respeto.
  • Prima un suceder reflexivo para distinguir y elegir, y la acción como fuerza transformadora del observador que el coachee está siendo, a fin de crear con su vivir cotidiano los resultados que desea alcanzar.
  • Basada en el fenómeno del compromiso, hace foco en la obtención de objetivos.
  • Se genera un decidido desarrollo personal y profesional.

 

En el camino transitado cambiamos el nombre, entendimos que nos faltaba un “apellido” que afirmara nuestra identidad, y pasamos a llamarnos AACOP (Asociación Argentina de Coaching Ontológico Profesional)

 

 

Otro paso dado fue pasar del código de ética profesional a un “sistema ético” más moderno, completo y cuidado.
Y un gran desafío que estamos llevando adelante es la implementación de una ley de regulación del coaching ontológico profesional, ya desarrollada y entregada en diferentes provincias, a la espera de su tratamiento, y confiamos, pronta aplicación.

También a nivel global el coaching ontológico está creciendo, y lo hace de la mano de la FICOP (Federación Internacional de Coaching Ontologico Profesional) prestigiosa institución que registra a la AACOP como miembro fundador y reconoce nuestros avales y acreditaciones otorgándoles así prestigio y valía internacional.

 

 

Hoy, podemos afirmar que el Coaching Ontológico, Constructivista y Sistémico es una profesión, cuidada en el aspecto formativo y organizada en la práctica con un sistema ético, un modelo de competencias y acreditaciones profesional, una comunidad profesional que cumple 19 años como espacio de encuentro y de aprendizaje y un fuerte compromiso con continuar creciendo y profesionalizándose

Nuestra práctica es cada vez más requerida y valorada por nuestros clientes, de todos los ámbitos sociales, deportivos y empresariales. 

 

 

Alguna de las consecuencias de estar de moda.
Comprometidos con cuidar nuestra identidad.

Si bien no es la primera vez que nos encontramos con esta injusta situación, este último abril en un medio digital se publica una nota que titula - Las "sectas de coaching" y la nueva estafa a través de la autoestima - la misma se basa en una nota de México, que realiza una investigación periodística sobre ciertos “entrenamientos vivenciales” que se realizan allí.

Para nosotros es de suma importancia comunicar a la sociedad en general que este tipo de prácticas distan absolutamente de la práctica del coaching ontológico profesional. 

En primer término, porque la práctica del coaching ontológico es uno a uno, coach y cliente (o coachee). 

Claro, un coach ontológico puede trabajar con grupos, incluso, puede trabajar en ámbitos diferentes a las conversaciones de coaching, como cuando brinda capacitaciones en habilidades blandas, pero jamás lo haría incumpliendo con el sistema ético que nos regula. 

Los coaches ontológicos no somos motivadores o gurúes, somos facilitadores de procesos de aprendizaje, que acompañamos a nuestros clientes en el compromiso con el logro de las metas que ellos plantean y velamos por una relación donde el poder reside en el coachee y no en el coach.   

Son nuestros clientes quienes definen la agenda y los objetivos de nuestras sesiones.

Sin embargo, los medios de comunicación titulan “coaching¨ genéricamente a cualquier práctica que se parezca. 
Sabemos que, a pesar de los avances alcanzados, la nuestra es una profesión joven cuya identidad sigue construyéndose. 

También entendemos que nos somos los dueños de la palabra coaching. Ni siquiera es nuestra tarea juzgar otras formas de hacer coaching, con las cuales podemos diferir desde nuestros valores y principios.

Lo que sí creemos es que nos resulta imprescindible resguardar nuestra práctica profesional, y elevar la voz para que la sociedad toda conozca nuestra oferta.

Sabemos que, en algunas ocasiones, los intereses comerciales invitan a otros a autodenominarse coaches y que esto no es fácilmente distinguible por el ciudadano común, ni siquiera por el periodista que busca la noticia. 

Para ello escribimos estas líneas. Para cuidar una profesión que cada día es más valorada y genera mayor impacto en la sociedad. 

Para que todos sepan que no toda actividad que utiliza la palabra coaching es igual.

 

Que el Coaching Ontológico, Constructivista y Sistémico es el único respaldado por la AACOP, que existen programas de formación avalados, que todos nuestros asociados poseen credenciales que los identifican, que nuestro compromiso con la ética es un pilar fundamental y que estamos trabajando en una ley de regulación del ejercicio profesional.

 

  • Si querés estudiar coaching, hacelo en una escuela con programa avalado por la AACOP.
  • Si querés contratar un coach, contrata un profesional acreditado por AACOP.

 

Ante cualquier duda, recurrí a la AACOP para informarte.

 

Comisión Directiva AACOP


Danos un Me gusta

Compartir

Instituciones con Programa de Formación Avalado

Elegí y accedé a la web de cada escuela

Newsletter

Suscribase a nuestro newsletter para estar al dia de todas las novedades y beneficios.

¡Solo será enviado a su cuenta!